jueves, 9 de diciembre de 2010

No lo reconoció después de tanto tiempo. Su rostro era otro, pero allí estaba él. Parado frente a ella con la misma soberbia que intentaba borra en sus recuerdos. Sonrió, pero su espíritu moría lentamente. Debía estar feliz, el día que esperaba había llegado. Había soñado ese día tantas veces, lo había imaginado con cada variante que pudo para no aburrir a sus pensamientos. Sus ojos se llenaron de recuerdos distantes de los dos y se mezclaron con sus ilusiones más imposibles. Su mente vívida alucinó con los cantos de miles de sirenas. Tuvo que admitir la realidad en un instante, en ese instante. Después de los años, dejó de desear su regreso. En sus más íntimos y profundos pensamientos ella le creía muerto, perdido, enfermo. Que hubiese una explicación por la que no haya regresado en ese tiempo, que hubieses ignorado y resistido cada canto de sirena con la misma fidelidad que ella le había tenido.
-Lo siento. -le dijo con su sonrisa aún dibujada en el rostro. - Espero a alguien más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Prefiero morir de pie, a vivir arrodillado."

La Mariposa Anónima

Twitter

Life's Like This

Glitter Text
Make your own Glitter Graphics

algunos dicen que no es eterno

Image and video hosting by TinyPic

http://petitionspot.com/petitions/ferbxvanessa

First Kiss

First Kiss

¿Qué título te parece mejor para un libro?