domingo, 23 de agosto de 2009

Sus labios besaban el suelo, la lluvia limpiaba sus heridas. Agotada, después de haber dado una batalla de años. Casi muerta. A penas podía moverse, sólo podía pensar en el dolor. La sangre se mezclaba con el agua y se escurría entre las alcantarillas. Las lágrimas ya no salían, se habían agotado. Su enemiga sonrió y se alejó. El mundo que había luchado por cambiar la siguió. ¿Cómo era posible? Ella, que deseaba lo mejor para el mundo, estaba derrotada en el suelo a punto de morir; su rival, que sólo se dejaba llevar por la envidia, festejaba su derrota seguida por todos aquellos que algún día se convertirían en sus víctimas. ¿Cuántas personas había en el mundo que no podían abrir los ojos? Ciegos ante la verdad, negados de las situaciones.


"Si me han dado la mente para saber reconocer y analizar la realidad, ¿por qué no me dieron la fuerza para sobrevivir a la pelea?"


Si era cierto que su fuerza no alcanzaba, entonces todo estaba perdido. El mundo seguiría como siempre, nada cambiaría. Pero lo debía admitir, no podía seguir sola. Necesitaba que alguien sanara sus heridas, alguien que alimentara su frágil cuerpo. Sólo así podría salir, sólo así podría ganar.


"Mi mente perdida, más confundida que nunca. Hundida bajo un manto de dolor, no podía darme siquiera la orden de respirar"


Despertó en una camilla de un hospital casi abandonado. Apenas tenían los suficientes elementos para seguir adelante con el hospital. Cada día uno partía, una camilla quedaba libre. A su lado vio a alguien que creía conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Prefiero morir de pie, a vivir arrodillado."

La Mariposa Anónima

Twitter

Life's Like This

Glitter Text
Make your own Glitter Graphics

algunos dicen que no es eterno

Image and video hosting by TinyPic

http://petitionspot.com/petitions/ferbxvanessa

First Kiss

First Kiss

¿Qué título te parece mejor para un libro?