domingo, 17 de mayo de 2009




"porque no todo es cuestión de naturaleza: porque así como no se nace sabiendo, tampoco se determina mordiendo..."

Y entonces todo cambió, el mundo dejó de tener valor para mí. Sus palabras entraban por mis oídos causando un cortocircuito general. Todo lo que creía que era de una manera, resultaba no serlo. Había algo que yo conocía, algo que me habían enseñado desde niña, que nunca nadie me había dejado olvidar: la idea de que no existía la naturaleza humana; no existía la naturaleza humana. Siempre me lo habían repetido hasta el cansancio, "uno elige lo que quiere ser" y "tu vida está determinada sólo cuando tú mismo crees que así lo está". Frases muy inteligentes, pero sobretodo, esperanzadoras: en mi condición de humana no había nada que me determinada, había cosas que me limitaban y otras cosas hacia las que tenía predisposición, pero nadie había dicho mi última palabra. "No todo es cuestión de naturaleza", es decir que no todo dependía de cómo mi anatomía fuese y que, como yo bien sabía, mi estructura psíquica no tenía que ver únicamente con mi herencia genética, pero había algo más atrás de esa expresión: una idea de verdadera libertad, de elegir, de decidir sobre mi propia vida. De controlar mi propia "naturaleza" y ser yo misma, lo que quisiera ser, y no lo que una falsa naturalezame dijera que era. Era lo que yo quería ser, no lo que me decían que debía ser. Porque yo no nací sabiendo, "nadie nace sabiendo", las cosas se van aprendiendo y la vida se basa en las elecciones que se realizan. Las cosas que creemos y hacemos no son naturales, nosotros elegimos si hacerlas o no. Nadie nos obliga, nada nos obliga, las cosas nos condicionan, pero no nos determinan. Y así como no nacemos determinados, ni nacemos sabiendo las cosas, tampoco nos determina una mordida. Técnicamente, no era una mordida en sí, es decir, el proceso de vampirización consiste en la ingesta de sangre de un vampiro, y no en la mordida del mismo como es considerado vulgarmente. Esas concepciones banales de la realidad siempre me habían molestado, pero era una frase que representaba una verdadera enseñanza, y que por lo tanto debía poder ser entendida por todos. Porque yo trasmitiré la sabiduría de esta frase a mis hijos, a mis nietos y al pueblo que gobernaría con mi amado, pues ya había tomado la decisión de no creer en el determinismo, y por lo tanto, ahora podía ser feliz con quien amaba. Ya no había motivos políticos que me hicieran cansarme de él. Pues así como creí que mis padres nunca volverían a sentir el viejo amor, me había probado a mí misma que mentía mi propia concepción. Cuando ella vio lo que él había hecho por mí, todo fue diferente, desde entonces y para siempre. La política enterrada y los sentimientos desempolvados. Gilarein Holesy y Dig Ergion eran de nuevo los de antes, así como Lindsay Ergion sabía que amaba a un vampiro, que la había vampirizado y que la amaba sin medidas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Prefiero morir de pie, a vivir arrodillado."

La Mariposa Anónima

Twitter

Life's Like This

Glitter Text
Make your own Glitter Graphics

algunos dicen que no es eterno

Image and video hosting by TinyPic

http://petitionspot.com/petitions/ferbxvanessa

First Kiss

First Kiss

¿Qué título te parece mejor para un libro?